12 dic. 2010

Vélez cumplió con creces ante Racing, pero no alcanzó

El conjunto de Ricardo Gareca ganó por 2-0 en Avellaneda con un golazo de Juan Manuel Martínez (PT 23m) eludiendo rivales desde la mitad de la cancha y otro gran tiro libre de Maximiliano Moralez (ST 12m) y se ilusionó con una final, hasta que Estudiantes se destapó ante Arsenal y se quedó con el título.
Vélez hizo todo lo que pudo, pero no le alcanzó. No sólo ganó por 2-0 encancha de Racing, sino que lo hizo maximizando sus puntos fuertes, desplegando lo mejor del potencial ofensivo que lo llevó a ser uno de los protagonistas excluyentes de este Torneo Apertura que, finalmente, fue para Estudiantes. No claudicaron Ricardo Gareca ni sus soldados. Hasta alguno,como Santiago Silva, jugó lesionado. No hubo lugar así para los reproches en Avellaneda, ni siquiera para La Academia, que tampoco bajó los brazosy, aunque le haya tocado ser con derrota, despidió al equipo después de un gran semestre.
Un vibrante primer tiempo, que incluyó un gol para el recuerdo, se disputó en el Cilindro. La visita, obligado, fue protagonista del período, pero también supo padecer en el fondo los embates del local. Los mejores del Fortín, Maximiliano Moralez y Juan Manuel Martínez, hicieron la diferencia, sobre todo el Enano por el costado izquierdo apuntalado por las subidas de Emiliano Papa, mientras que en La Academia se destacó Patricio Toranzo como salida en el medio y, con algunas pinceladas, Giovanni Moreno y Gabriel Hauche asustaron arriba.
Leandro Somoza fue el primero en avisar con un tiro rasante que se fue afuera, y Moralez exigió a Jorge De Olivera tras una gran jugada. Pero en un descuido defensivo de la visita, Moreno quedó mano a mano con Marcelo Barovero, de actuación vital, y éste lo anticipó. Después, Santiago Silva (quien jugó pese a tener una distensión) estuvo cara a cara con De Olivera y ganó el uno, y el Burrito envió un disparo desde afuera del área que se perdió por poco. Y en la segunda clara de los de Miguel Russo, Hauche quedó solo frente a Barovero y el arquero le ahogó el grito con los pies.
Hasta que, a los 23 minutos, llegó la magia. Martínez recibió por la mitad de la cancha recostado sobre la izquierda, amagó hacia el centro y emprendió una increíble corrida por el medio en el que superó a ocho rivales y al arquero, para definir por lo bajo y a la red. Después de semejante gol, el trámite entró en un letargo, hasta que el Fortín se fue enchufando de nuevo.
Así fue como, antes del descanso, De Olivera le tuvo que sacar dos pelotas muy peligrosas a Silva y Papa en la misma jugada. Y a los 36 hubo lugar para la polémica: tras un córner desde la izquierda, la pelota le cayó a Sebastián Domínguez por la derecha, éste la mandó bombeada hacia el arco y la empujó Silva. Era un tanto legítimo, pero el juez de línea lo anuló por una mano inexistente.
El inicio del complemento le bastó a Vélez para cerrar su victoria. Gastón Díaz quedó mano a mano con De Olivera pero lo venció el arquero, pero a los 12 apareció el merecido segundo tanto del Fortín. Moralez ejecutó magistralmente un tiro libre frontal y lo clavó en el ángulo derecho de la volada de De Olivera. El dominio continuó para los de Liniers, que volvió a desperdiciar una chance cuando Víctor Zapata disparó solo por izquierda para que De Olivera volviera a lucirse pese a la derrota.
Después, llegó el tramo en el que los de Gareca quitaron el pie del acelerador, y Racing pasó a dominar los tres cuartos de cancha, siempre con Toranzo como pieza fundamental. Pero entonces la última línea visitantesí se vio aceitada y sacó todo, por lo que sólo Hauche desaprovechó una situación de gol con un tiro desviado. Por entonces, cuando apenas faltaba un cuarto de hora para el pitazo final y todo conducía a un desempate, llegó la noticia desde Quilmes. Gol de Estudiantes. Y las esperanzas se perdieron, más aún cuando lo confirmó el segundo.
Nada más podía hacer Vélez sobre el césped de Avellaneda. Todo lo que estuvo a su alcance, lo hizo bien, al menos este domingo. Y, pese a que no pueda sazonarlo con los festejos de un título ni con la esperanza de una final, el Fortín mantiene firme su derecho a sonreír.

Fuente: Tyc Sports

No hay comentarios:

Publicar un comentario