28 nov. 2010

Peleas de ex

Ramírez, el mejor local, se cruzó con la gente de Racing.
Rubén Ramírez tuvo una noche agitada. Primero, porque debió lidiar con Aveldaño y Martínez en una lucha de titanes. Ganó bastante, puso la asistencia (gran taco) en el gol y luego De Olivera le hizo un penal que Pitana no otorgó. Y todo siempre bancando los silbidos de la gente de Racing, su ex club, a la que, en esa jugada polémica, enfrentó tomándose los genitales.

Fuente: Olé

No hay comentarios:

Publicar un comentario