28 nov. 2010

Con el Demonio en el cuerpo

Hauche está en llamas y lleva tres partidos al hilo convirtiendo. Y Bieler se despertó tras diez fechas.
No somos malos para definir”, se defendía Gabriel Hauche luego de que su puntería fallara ante Quilmes (igual metió el gol del empate). Ayer, el Demonio llevó la frase a la cancha y la hizo realidad. Tras un pase perfecto de Patricio Toranzo a los 21 minutos del primer tiempo, el ex Argentinos abrió el partido ante Banfield. Nada de pararla, ni medirla: en un solo movimiento acomodó el cuerpo y definió a tres dedos contra el palo derecho, impidiendo la reacción del arquero Bologna. Golazo y quinto festejo en el torneo, para alcanzar a Gio Moreno como máximo anotador de Racing y, de paso, festejar a lo grande su 24° cumpleaños.
Hauche está con el pie caliente y justifica partido a partido el haber llegado al club con el cartel de refuerzo estrella. Lleva tres fechas al hilo convirtiendo y cada vez que lo hizo su equipo sumó puntos: Lanús (4-0), Huracán (3-0), Newell’s (2-1), Quilmes (1-1) y Banfield (2-1). Además entregó un generoso despliegue, abriendo la cancha, también bajando para jugar y marcar. Un partido que lo acercó al Hauche de La Paternal.
Siguiendo con las rachas, el que cortó la suya fue Claudio Bieler. Taca no convertía desde la 5ª fecha, ante Colón. Ese tanto, además, era el único en el Apertura. A los 25’ del primer tiempo, apenas Racing sacó del medio tras el empate de Banfield, Cáceres se mandó hasta el área y la pelota (rebotada en López) le quedó servida. Derechazo y adentro. Más que festejo fue un desahogo, que incluyó una visita al banco para agradecerle a Miguel Russo por mantenerlo en el equipo a pesar de su tremenda sequía.

Fuente: Olé

No hay comentarios:

Publicar un comentario