27 oct. 2010

Punto medio




A mitad de camino. A media asta. Sabores disímiles que confluyeron. En Racing quedaron pensamientos ambiguos sobre la igualdad en el Monumental. Casi todos los jugadores aún lamentan no haber podido cristalizar las oportunidades de gol y hay quienes sienten que, con algo más de decisión (sobre todo en el segundo tiempo) tal vez se habrían quedado con el clásico. Al mismo tiempo, sin embargo, ninguno desdeñó el punto. “No haber perdido fue importante, hay que seguir sumando para ver si podemos entrar en la Libertadores”, aseguró Gabriel Hauche, de opaco rendimiento en el 1-1, sin resultar desequilibrante en el mano a mano y con más lucha que claridad.
Desde arriba, donde lo mejor del equipo lo entregó el exquisito Giovanni Moreno, el Demonio vivió con mucha impotencia cómo Racing recibió un golpe que lo paralizó en el inicio de la etapa final y le impidió trasladar a la red la superioridad en el juego sobre el rival, en varios pasajes del partido: “Tuvimos varias situaciones y no las pudimos concretar. Dominamos a River en ataque y la defensa, por momentos, estuvo bien. Ellos fueron pelotazos, nos llegaban solamente con centros. Una lástima que no aguantáramos un poquito el 1-0”.
Con el cambio de Lucas Licht por José Luis Fernández a los 46 minutos de la segunda parte, Miguel Russo buscó perder tiempo y certificó que el punto lo conformaba. Así como sostuvo que “en líneas generales a mí me gusta Racing, un equipo difícil en cualquier lado”, el técnico de la Academia también admitió que “podríamos haber manejado mejor el partido. Y después del gol de ellos, tardamos diez minutos en acomodarnos”.
Asimismo, el entrenador mostró cierta inquietud por la impericia de Racing para liquidar encuentros: “En los momentos decisivos nos falta dar el golpe de nocaut que todo equipo necesita para manejar mejor el resultado”. Se sintieron más que River, aunque le dieron valor al punto.

Fuente: Olé

No hay comentarios:

Publicar un comentario