7 ene. 2011

Un final Russo



Estudiantes hizo una oferta formal para llevarse a Licht, pero el DT de Racing no quiere saber nada con perder a otro volante izquierdo.
Lucas Licht analizó la posibilidad de irse de Racing, sí. Cansado de no tener oportunidades y apenas lograr ingresar en los algunos minutos de los partidos del último campeonato, sólo faltaba una chispa para que el carrilero por izquierda explotara. Y esa fricción se generó cuando se enteró de que Miguel Angel Russo había pedido otro volante luego de la venta de José Luis Fernández al Benfica. “Si no tengo la posibilidad de jugar en Racing será en otro lado. En los últimos ocho partidos del torneo jugué menos de 25 minutos. Voy siempre al banco. Si Miguel no me tiene en cuenta...”, fue la queja mediática que lanzó el jugador y que Estudiantes, como Colón y Argentinos, escuchó con atención.
Fue ahí cuando Sabella, al no contar con Marcos Rojo, anotó el nombre de Licht. Claro que Russo y los dirigentes, al tanto del malestar del zurdo, se encomendaron tranquilizar al jugador. El técnico, en el reencuentro del equipo en el Cilindro, le aseguró que si se pone a punto en la pretemporada tendrá chances de ser titular (lo imagina como lateral o carrilero en una línea de tres) y logró convencer a Lucas. Estudiantes comenzó a perder terreno y el primer préstamo que pidió fue rechazado de plano por la dirigencia académica. Claro, Licht ya no presionaba por conseguir un club que le asegurara más minutos de juego y la postura del presidente Rodolfo Molina fue la de sólo escuchar alguna oferta que le deje un rédito económico al club.
Y ese pedido llegó. En la noche del miércoles, Rubén Filipas, presidente de Estudiantes, tuvo una reunión con gente de Racing y habría ofrecido un millón de dólares por Lucas. La respuesta fue negativa por varias razones. En el plano futbolístico, Russo pidió expresamente que no negociaran a Licht y también existe un riesgo político que no se quiere correr en Avellaneda. La cúpula directiva de Racing no quiere que se repita lo sucedido con Gabriel Mercado. El defensor se fue de la Academia a cambio de 800.000 dólares y explotó haciendo goles importantes para la obtención del campeonato pincha.
“Existen posibilidades de ir a Estudiantes; me duele que Gimnasia no me haya abierto las puertas”, había dicho Licht. Pero Russo y los dirigentes no le abrirán el portón, salvo una oferta irresistible.

Fuente: Olé

No hay comentarios:

Publicar un comentario