31 dic. 2010

Aprendí mucho de Roberto

Ayala fue un gran compañero y haber compartido un vestuario con él es algo que no muchos pudieron vivir. Siempre nos daba consejos, nos hablaba de cómo teníamos que estar parados y organizaba a a la defensa. Yo soy chico todavía y él siempre se acercaba para darme consejos y yo lo escuchaba. Con él aprendí algo que no me lo había dicho ningún compañero y muy pocos técnicos: lo principal de un defensor es defender cuando tu equipo está atacando y no cuando te atacan a vos. Me inculcó que debo estar siempre pendiente del delantero para no dejarle espacios en las contras y me ayudó a mejorar mi concentración en cada partido y en cada pelota.
Claro que me hubiera gustado tenerlo un año más como compañero en Racing, pero es algo que decidió él con Miguel Russo y hay que respetarlo. Es un gran profesional que siempre empujó al grupo hacia adelante y que nos dejó muchas cosas positivas. Algún día voy a recordar que yo tuve la suerte de haber jugado con Roberto Ayala. Le deseo lo mejor porque se lo merece. Un gran compañero...


Fuente: Olé

No hay comentarios:

Publicar un comentario