17 dic. 2010

Nostalgia por el Ratón

La vara aplicada para determinar la continuidad de Roberto Ayala y Lucas Castromán lleva a una sentencia rigurosa: la exclusión de los dos resulta irreprochable a juzgar por el ahorro anual de los dos contratos y lo que habían aportado al juego. La inmediatez de la decisión no debe quitar perspectiva, pues los ex seleccionados habían llegado con la convicción de que podrían contribuir a la permanencia de Racing en Primera. El fútbol refutó aquella hipótesis, que sí se verificó, en el Ratón, por su influencia como guía de un plantel sin voces audibles. Ayala fue espejo que otros, por caso Claudio Bieler, prefieron evitar. Jamás retaceó apoyo ni asumió actitudes hostiles aun con la certeza de que no tendría espacio entre los titulares. Su tiempo como central exquisito, qué pena, no coincidió con el de Racing.


Fuente: Olé

No hay comentarios:

Publicar un comentario