8 dic. 2010

“La gente podrá ir a la cancha sin la calculadora”



Del presente, el técnico dijo: “Yo pienso en sacarle más ventaja a Newell’s y nada más”.

El presente de Miguel Angel Russo en Racing tal vez sea el más cómodo desde su arribo. Porque el equipo está a la expectativa de poder lograr la clasificación a la Copa Libertadores -al momento ocupa el quinto y último lugar- pese a que todavía no encuentra una identidad en su juego y ya no anda con la calculadora en el bolsillo para hacer cuentas que remitan a su flaco promedio. Todo eso ofrece un escenario firme de cara al futuro del entrenador que, consultado sobre su actualidad y el después dijo: “Por un semestre, la gente podrá ir a la cancha sin la calculadora y esa es la tranquilidad más grande que le podemos dar. Por eso, estoy feliz, contento y con contrato hasta junio. ¿Si algún día voy a volver a dirigir a Boca? Es indudable que en algún momento volveré, porque la historia no se puede borrar. No sé cuándo, pero va a ocurrir. Boca jugó infinidad de Copas Libertadores y nos tocó ganarla a Lorenzo, Bianchi y a mí”.

En declaraciones al programa Un Buen Momento en La Red, el entrenador esta vez se abrió al diálogo sobre un tema que -semanas atrás y en conferencia de prensa- prefirió no opinar. Tal vez, ahora que parece estar más clara la llegada de Julio Falcioni a Boca toda declaración tenga menos de especulación. Convencido de su continuidad en Avellaneda, Russo tiene la mente puesta en el partido de mañana que más allá de 90 minutos en Mendoza presenta una jornada de definiciones en cuanto al objetivo trazado. “Yo pienso en sacarle más ventaja a Newell’s, y nada más. Lo de Independiente va por otro lado y si es campeón se ganará el derecho”, comentó.

Racing saldrá a jugar frente a Godoy Cruz con la ilusión más intacta que nunca de seguir camino hacia ese lugar en la Libertadores. Pero, claro está, para que la jornada tenga sentido festivo -sobre todo en caso de obtener tres puntos ante el equipo que dirige Omar Asad- deberá esperar por lo que suceda justamente en la otra parte de Avellaneda, cuando Independiente salga a jugar la final de la Sudamericana frente al Goiás. “No hay que volverse locos, nosotros tenemos que pensar en ganar y después ver para qué nos alcanza. El año que viene tendremos objetivos y responsabilidades más importantes, lo bueno es que ya no se piensa en el tema del promedio”. A paso tranquilo, así conduce el técnico e intenta manejar esa ansiedad natural que se vive en estas horas a tan poco del final del torneo y tan cerca de cumplir con un viejo anhelo de ingresar a un torneo internacional luego de 8 años de ausencias.

Racing, el boleto a la Copa, su análisis de la actualidad, el contrato que tiene en mente cumplir y Boca. Una vez más, Boca como consulta que, entiende Russo, es inevitable. Por aquello del título en 2007. Mientras tanto, disfruta de esta estantería que empieza a acomodarse para aspirar a otra cosa.

Fuente: Clarin.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario