23 dic. 2010

La boca fatal

Como el gerenciador De Tomaso no iba al juzgado lo intimaron a asistir. Declaró y no fue convincente.
Después de tres citaciones sin asistencia al Juzgado Nacional de Instrucción N° 14 que investiga la presunta defraudación a Racing Club Asociación Civil bajo su administración al frente de Blanquiceleste, Fernando De Tomaso se exponía a una concurrencia forzosa, con intervención policial. Por eso, el gerenciador que sucedió a Fernando Marín se presentó ayer ante la doctora Fabiana Palmaghini, quien le tomó declaración. Según trascendidos, De Tomaso habría alegado un estado de insolvencia para justificar movimientos financieros que perjudicaron al club. Las mismas fuentes indicaron que semejante argumento no hizo más que complicar la situación judicial de De Tomaso. El Código Penal establece una pena de un mes a seis años de prisión para la figura en la que se encuadra la acusación a De Tomaso.

Fuente: Olé

No hay comentarios:

Publicar un comentario